Ligera incursión en el refranero “cocinero”, PRIMERA PARTE

Valoración de los usuarios: / 40
PobreEl mejor 

refranero-cocineroFernando-Repiso-73Aunque el tema es inagotable, haremos una ligera incursión a pesar de que nuestros escritores, en general, no hayan sido muy prolijos en describir las formas de hacer las comidas, de pregonarlas, o de contar esas agradables vivencias en las cocinas de antaño, donde se cocían los mil sabores y aromas que nos han precedido a las actuales cocineras y cocineros que, como siempre, por el aborregamiento llaman chef. Intentemos construir una verdadera historia de la gastronomía popular, desde pequeñas muestras de este antiquísimo e importante tema, y para hacer un ligero complemento de nuestro recetario andaluz (La Cocina).
 
Iniciemos el recorrido a partir de este fragmento de un extensísimo poema íntimamente relacionado con la gastronomía, escrito en 1.612 por el padre fray Pedro de Beltrán, sobre el Coto de Doñana, donde describe la abundante diversidad de pescados y mariscos andaluces.

…”Langostinos, tapas, luzas,
gagos, abucios, toninas,
machuelos, lampas, merluzas,
barbaries y corvinas,
esquilas y bacalluzas.
Muergos, chirlas, bermejuelas,
cámbaros, escaronelas,
ostras, arañas, langostas,
serranos, mustos y tostas,
chelvas congrios, lampegrüelas”…

Sirva esta antigua descripción como preámbulo de la recopilación de pregones, cantares, dichos y refraneros que en Andalucía, demuestran la gran existencia y dimensión de la cocina andaluza, identitaria pero hay que desentrañarla. Os invito a prestar atención a los próximos descubrimientos que iremos editando.       Fernando Repiso